Compartir vivencias, experiencias y metodologías de trabajo sobre procesos organizativos con jóvenes y mujeres en la prevención de la violencia, abuso sexual y trata de personas, fue parte de los objetivos del intercambio de experiencias realizado en la Isla de Ometepe, entre jóvenes organizados de Chinandega y la Isla que son acompañados por la Asociación para la Sobrevivencia y el Desarrollo Local ASODEL y Red de Mujeres de Ometepe, REMO.

 

Mediante una presentación creativa, los grupos de jóvenes compartieron parte de sus experiencias personales y de sus procesos, vivencias, como jóvenes organizados. Partiendo de las preguntas, ¿Qué hacen?  y Cómo lo hacen? Lograron intercambiar experiencias en cuanto las estrategias, metodologías y cambios personales que han tenido desde que participan en espacios de formación, para la defensa de sus derechos, denuncia de la violencia y la prevención del abuso sexual.

El encuentro se desarrolló como una iniciativa para conocer las experiencias de las y los participantes que fueron capacitados en la utilización de las guías metodológicas basadas en los capítulos de la telenovela Loma Verde, que promueve Fundación Luciérnaga, donde se abordaron los temas de violencia, abuso sexual y trata de personas, primero identificando los cambios personales y luego sobre los abordajes y los resultados obtenidos en la implementación de las réplicas a otros jóvenes.

 

Reconocer que la violencia hacia las mujeres es una situación real, en la que los hombres no hemos profundizado, que el abuso sexual puede afectarnos a todos, que los abusadores son gente conocida y que la trata de personas puede ocurrirle a cualquiera, fueron parte de las reflexiones que las y los jóvenes compartieron durante el análisis de los temas de Loma Verde. También indicaron que, al realizar las réplicas en algunas comunidades, se comentaban casos de violencia y abuso que no han sido denunciados, por lo que participar del proceso de formación les ha brindado nuevas herramientas para hacer frente a estos casos, iniciando con identificarlos en las comunidades.

Durante el encuentro las y los jóvenes tuvieron la oportunidad de hacer un recorrido por diferentes espacios de la Isla, conocer sus volcanes en una caminata al Volcán Maderas y visitas al museo El Ceibo, para encontrarse con la historia de nuestros ancestros y la cultura que habitaba la Isla de Ometepe. También compartieron la presentación de una obra de teatro, por parte de los jóvenes isleños, donde se narra la historia mítica de la creación de la Isla de Ometepe.