Silencio y temor al contacto con la sociedad, desconfianza en las personas y aislamiento, son las señales principales que manifiestan las personas víctimas de violencia.

Es por ello, ASODEL por medio del proyecto Hombres y Mujeres Nuevos Imaginarios sin Violencia facilitado por Meyling Picado, ayuda a los jóvenes a exteriorizar sus temores por medio de dibujos o juegos didácticos donde descubren sus fortalezas y debilidades.

Para Picado “Los jóvenes han avanzado. Abordamos sobre el abuso sexual y violencia de género. Se les enseña el arte conceptual y vivencial para realizar una guía que les facilitará crear espacios de reflexión con otros adolescentes”.

Duración

Durante ocho encuentros, se reforzó  la confianza, exteriorizar las emociones y expresar los temores en grupo que recibieron 50 jóvenes miembros de las redes juveniles en Chinandega, Villanueva, Somotillo y El Viejo que colaboran con ASODEL.

 

Cada participante compartirá su aprendizaje en los espacios de convivencia como los colegios e institutos donde estudian los jóvenes y adolescentes.

Uriel Salazar, originario de Villanueva, cree  “La solidaridad y  apoyo emocional en el grupo, ayudaron a romper el hielo y el silencio entre los participantes donde todos pasábamos por momento de violencia”.

Picado,  concluye que los casos donde hay violencia es en el sector urbano y rural “Desnaturalizar la violencia y tocar conciencia entre hombres y mujeres que la violencia es una problemática que debe ser atendida socialmente”.