La Asociación para la sobrevivencia y el desarrollo local de Chinandega en alianza con el espacio de reflexión formado por jóvenes Diálogo Generacional, está desarrollando el proyecto: “Agenda generacional: una plataforma para la incidencia política juvenil”, con el cual se pretende crear espacios de reflexión desde la metodología de educación popular, metodologías lúdica y con un enfoque de género, generacional y sistémico a las vivencias de jóvenes activistas. ¿Cómo estamos viviendo los jóvenes nuestro activismo en este contexto?, ¿Con qué soñamos las y los jóvenes? Son parte de las preguntas que acompañan este proceso de reflexión.

Como parte de las actividades de este proyecto, el día jueves 24 de Noviembre hombres y mujeres jóvenes activistas, estudiantes, de espacios radiales y académicos se reunieron en Managua para dialogar y hacer un análisis de contexto desde las diferentes miradas de las juventudes, sin duda alguna hay problemas urgentes que son compartidos por este importante sector de la población, sin embargo hay diferencias en las miradas y vivencias debido a los vínculos que cada uno y cada una tiene desde los diferentes espacios en los que se relacionan, de ahí la diversidad y la riqueza del diálogo.

Entre las principales reflexiones surge una crítica constante a los modelos de liderazgo que tenemos actualmente en el país, la falta de coherencia y ética en los mismos y cómo este ha sido un problema que no es reciente y que se relaciona con otros, por ejemplo el no reconocimiento de la historia de nuestro país desde los espacios educativos y las dificultades para crear espacios propios y autónomos de las juventudes que desean involucrarse en un actuar político diferente.

En este diálogo se hizo un análisis crítico sobre el papel que juegan o deberían jugar las organizaciones de sociedad civil en las luchas sociales, proponiendo que las últimas deberían de emerger del pueblo y ser autónomas, es necesario que las luchas sociales tengan voz y rostro de pueblo y que la relación de colaboración con las agencias de cooperación y de organizaciones de sociedad civil sea respetuosa de sus propias agendas.

Otra de las preocupaciones fuertes y compartida por este grupos de jóvenes que ocupó gran parte de la agenda de este día fue el tema de la educación, es realmente preocupante que este modelo de educación carezca de un análisis crítico de la realidad, sin propuestas de cambio y desarrollo social y que además sea un modelo educativo al servicio del mercado y las grandes empresas, en lugar de ser un modelo de educación que nos permita crear un desarrollo propio y convivir en armonía con la vida, necesitamos un modelo educativo que en lugar de imponer formas de pensar nos invite a crear y a soñar, desde ahí se hace urgente el surgimiento de espacios alternativos que contribuyan al desarrollo de la sociedad profundizando en lo teórico y en la vida.

Sabemos que los problemas son muchos y requieren un análisis profundo sobre lo estructural y las intencionalidades políticas para generar cambios que respondan eficientemente a los mismos, sin embargo sabemos que las responsabilidades son compartidas y que dialogar para reconocer estos problemas y los recursos que nos podrían permitir darles salida a largo son plazo son indudablemente necesarios.

Para cambiar lo que no nos gusta debemos empezar por nosotros y nosotras mismas y permitirnos trascender a una fuerza política transformadora, queremos crear un “nosotros, un yosotros”

.