Autor:

Francisco Javier Mayorga

El número de multimillonarios del mundo se ha duplicado desde el 2008 y las desigualdades alcanzan niveles extremos.
Con el objetivo de que los gobiernos y líderes mundiales conviertan sus palabras en hechos y garanticen un trato justo para las personas más pobres. La organización Global para el desarrollo OXFAM presento el informe Iguales, investigación que demuestra las grandes desigualdades económicas en el mundo y en Nicaragua.
En el informe Iguales: Acabemos con la desigualdad extrema, se revela que solo entre el 2013 y el 2014, las 85 personas más ricas del planeta aumentaron su patrimonio en 668 millones de dólares al día, lo que equivale a casi medio millón de dólares cada minuto. Esta creciente desigualdad podría causar un retroceso de décadas en la lucha contra la pobreza.
En Nicaragua, país donde la pobreza afecta a 4 de cada 10 personas, un total de 190 ultra ricos contaban en el 2012 con un patrimonio que superaba 2.4 veces el PIB del país, cuya relación fue la más elevada de toda la región Centroamericana. Francisco Báez miembro de la Alianza Justicia Fiscal reconoce que Nicaragua es el país más desigual en Centroamérica.
El informe también presenta como las desigualdades económicas afectan principalmente a las mujeres. En Nicaragua el 78 % de mujeres traban en el sector informal, como resultado un aproximado de 74% de estas mujeres no reciben pensiones cuando tienen edades mayores a los 75 años. Además los empleos a los que tienen acceso son más inseguros, como el trabajo doméstico y zonas francas.
Ante este panorama el informe Iguales, plantea propuestas de solución que van desde aumentar los compromisos políticos por la igualdad, fomentar la redistribución de la carga fiscal, mejorar y aumentar los servicios públicos, aumentar el pago de salarios dignos y alcanzar la igualdad económica y de derechos de las mujeres.