El Golfo de Fonseca es un importante conjunto de ecosistemas marinos costeros y terrestres compartido por tres países (El Salvador, Honduras y Nicaragua), el cual se encuentra en proceso de ser declarado Reserva de Biosfera por su valor ambiental y natural. Cuenta con una población cercana al millón de habitantes que comparten el mismo sistema y medios de vida, culturalmente vinculados al mar, los estuarios y sus recursos. Está representado por veinte municipios, cinco de los cuales se ubican en territorio nicaragüense (Puerto Morazán, Villanueva, Somotillo, El Viejo y Chinandega), en los cuales se focaliza este estudio)