Autor:

Francisco Javier Mayorga Ordoñez

Vida Joven en Jinotega fue el mejor escenario para desarrollar las diferentes actividades una perfecta combinación de espacios que permitieron que las y los jóvenes disfrutaran de un excelente ambiente. El frio y la inesperada lluvia no detuvieron el proceso, todas y todos se dispusieron hacer de este campamento la mejor experiencia.
Para las redes de jóvenes los campamentos han sido parte de las actividades que se realizan al finalizar cada año. En los anteriores encuentros se ha trabajado sobre la organización de redes municipales de jóvenes, las capacidades políticas, la construcción de una nueva cultura política, y sobre las dimensiones de la sexualidad y sueños.
Esta vez las y los participantes, 160 Jóvenes de los municipios de Posoltega, Chichigalpa, El Realejo, Chinandega, El Viejo, Villanueva, Somotillo y Los Santos, que integran la red Departamental Voces del Presente, compartieron experiencias en torno a la sostenibilidad política y económica de las redes juveniles, planteándose como principal objetivo reflexionar sobre el modelo de participación e incidencia de las redes juveniles.
Las reflexiones
Las reflexiones partieron identificando los cambios personales que han tenido las y los jóvenes desde que se organizaron en las redes, ser más participativos, sociales, alegres, dinámicos, una actitud positiva y consciente de los problemas, sentirse preparado para demandar y defender nuestros derechos como jóvenes son parte de los cambios identificados. Para las y los jóvenes también es importante destacar la importancia que tiene el poder expresarse, sin duda es una de las habilidades que han sabido demostrar, participando y opinando al finalizar cada dinámica del campamento.
Estas habilidades individuales son el ingrediente principal para la construcción de una colectividad, mejorando el trabajo de equipo que las redes juveniles desarrollan en sus barrios, comunidades y en el Municipio. Solo basta con leer la descripción de cada una de las redes, la que presentamos en otro artículo en esta edición especial de LA REDADA, donde se destaca la integración, solidaridad, la capacidad de expresarse como red ante las autoridades y el desarrollo de un liderazgo compartido.
Habilidades, talentos y retos
Seguro pensaron que no hablaríamos de las noches culturales, no solo las dinámicas nos hicieron movernos y bailar. En la noche cultural y de talentos las redes sin duda se lucieron. Todas las presentaciones se llevaron los más efusivos aplausos, los bachateros de Chinandega, Franco de Vita de El Viejo, el ritmo de samba desde el Realejo, los ritmos de regueton de Los Santos y Villanueva y por supuesto la cumbia de Chichigalpa.
El trabajo en equipo, la coordinación, comunicación y agilidad se pusieron a prueba con el Rally de Juegos. Las y los participantes con mucha motivación resolvieron cada uno de los retos, aquí el principal elemento fue la unidad y las redes demostraron que trabajando unidos pueden superar los obstáculos.
¿Participarías en otro campamento?
Ya sea por primera vez o no, ¿te gustaría acompañarnos en un nuevo campamento? Fueron muchos los chicos y chicas que antes de finalizar ya estaban pensando en el siguiente campamento. Son muchas las razones para realizar más encuentros de este tipo, no solo porque fortalecen el trabajo de las redes, fomentan la unidad y el compañerismo, es porque necesitamos más de estos espacios para compartir experiencias y crecer como personas y como redes.
Algunos participantes y el equipo de facilitación creen que debemos encontrarnos de nuevo para continuar reflexionando sobre los cambios personales y los logros como redes. Además para construir de forma colectiva un modelo de participación que garantice las sostenibilidad económica de las redes.

Ver galeria de fotos en: www.facebook.com/media/set/