Autor:

María José Díaz

El proyecto dio inicio a mediados del mes de mayo del 2009 con la planificación de las actividades del semestre por parte del equipo de trabajo. A partir de este mes se realizaron asambleas de presentación del proyecto en los municipios de Villanueva, Chinandega, El Viejo y El Realejo. En éste último se conformó la Red de Jóvenes Haciendo Historia, la red departamental se denomino “Voces del presente”, en total la red está formada por 166 jóvenes de los cuales 84 son mujeres 82 varones.

Estaban programadas realizar 46 actividades, se realizaron 45 para un 98%, además se gestionaron con otras instituciones y por iniciativa de las redes la realización de 19 actividades de corte social, en total en el periodo que comprende el proyecto se ejecuto 64.

Se desarrollo la campaña de comunicación: “Los y las jóvenes no somos el futuro, sino un gran presente”, la cual contemplo actividades como: transmisión del programa radial ENREDADOS, trasmisión de viñetas en radios locales, distribución de camisetas, conformación de un grupo de teatro, y algunas actividades extra proyecto como: la publicación de la revista “La Redada”, cine fórum en los municipios, capacitaciones sobre técnicas de comunicación. Lo esperado se desarrollo con éxito a excepción de las presentaciones de obra de teatro que no fueron posible realizar todas las presentaciones debido a que los actores y actrices estaban haciendo trabajos de culminación de estudios de secundaria, lo cual limitaba su tiempo en las presentaciones.

Se desarrollaron cinco capacitaciones sobre marco legal, dos sobre incidencia política, un curso sobre formulación de proyecto, una sobre auditoria social, se construyo la agenda joven en el municipio de El Realejo, se realizo conformaron las comisiones de trabajo: comunicación-responsable de la campaña, salud, medio ambiente, cultura y deporte e incidencia, esta última fue la encargada de coordinar todo el proceso de incidencia en el presupuesto municipal, se construyo el plan estratégico departamental con la participación de 155 jóvenes.

En el proceso de incidencia, todas las redes elaboraron un plan de incidencia, tres de los cuatro redes lograron tener un punto en la agenda de los concejos municipales, dos de cuatro lograron una certificación de apoyo para aprobar el proyecto en el 2010, una red logro establecer una convenio de colaboración con la municipalidad. A pesar de no habérseles aprobado el proyecto como muestra de que las municipalidades no acceden a apoyar iniciativas juveniles en el presupuesto, es importante rescatar que lo realmente valioso es el proceso en sí mismo, que les ayudo a los/as jóvenes a ganar confianza y a negociar con las autoridades municipales.